La agenda escolar suele ser “la gran olvidada” de nuestros hijos e hijas, pero es un punto clave para aprender a organizarse y a estudiar mejor.

La sesión de estudio, además de ser en el mismo sitio y aproximadamente a la misma hora todos los días, consta de un tiempo dedicado al trabajo no concluido en clase.

Para organizar la tarde de trabajo, es importante contar por escrito con aquellas materias que se hayan estudiado en el colegio. Conviene completar y ordenar los apuntes que se hayan tomado en clase (en el caso que no haya dado tiempo a finalizarlos en el aula) y una vez actualizado el trabajo, el estudiante revisará aquellas materias que tendrá en el colegio al día siguiente. Sería conveniente comenzar por una materia que agrade al alumno/a, de manera que se produce la activación/ concentración del estudiante. Se continuará con aquellas asignaturas cuya dificultad requiera mayor atención (ejercicios, estudio para examen…), y se concluirá con los deberes un poco más sencillos que resulten agradables al alumno/a (trabajo monográfico, actividades a entregar…)

El uso de la agenda posibilitará a los niños/As la utilidad de una buena organización, por ello, en Pedagogía Creativa… Septiembre es un mes de “¡¡Campaña a favor de la agenda!!”

Nuestros alumnos/as agradecen una planificación donde estructurar su tiempo; clases , extraescolares, deberes, exámenes… poder anticipar lo que va a suceder les ayuda a organizar sus tardes, los fines de semana y aporta tranquilidad a una rutina que está comenzando después de unas estupendas vacaciones!! En la próxima entrada… ¿Por qué vale la pena estudiar en IVAPEC?

openphotonet_DSC01495

Mar Sánchez Marchori/ Mar García Sánchez