En este post, haremos referencia a un concepto que suele preocupar a padres y madres… la autoestima de sus hijos!! La autoestima hace referencia a la imagen que uno tiene hacia sí mismo, la opinión, las emociones y sentimientos que se relacionan con lo que pensamos o creemos de nosotros.

Poseer una autoestima equilibrada, es clave en el desarrollo emocional de nuestros hijos, pero muchas veces no somos conscientes de qué acciones influirán en un correcto o incorrecto desarrollo de la misma.

La autoestima no es algo que se forme en los primeros meses de vida; está en constante evolución; no será la misma a los 6 años, que a los 16 o 36. Por ello en determinadas etapas hay factores que influyen más que otros.

Para poder ayudar a nuestros hijos, trataremos de identificar algunas de las características de niños/As con una autoestima positiva o negativa.

Si nuestro hijo/a tiene una autoestima positiva…

  • Generalmente se sentirá bien y se mostrará optimista.
  • Sabrá cuales son sus puntos fuertes y débiles.
  • Normalmente, se mostrará independiente en sus actividades cotidianas.
  • Suelen ser creativos.
  • Son responsables.
  • Disfrutan de los logros personales y ajenos.

Si nuestro hijo/a tiene una autoestima negativa:

  • Muestran dificultad para relacionarse con los chicos/As de su edad.
  • Les cuesta disfrutar en momentos de alegría.
  • Suelen ser indecisos y se muestran dubitativos.
  • Les cuesta tomar la iniciativa.
  • Suelen obtener notas bajas.

Y llegados a este punto… ¿Qué podemos hacer para ayudarles a “educar” su autoestima? En primer lugar, ayudarles en la aceptación de ellos mismos; El afecto incondicional es importante en el proceso de desarrollo. Inculcarle el valor del “quererse a sí mismo” es fundamental para el desarrollo de la autoestima, muchas veces es necesario que los elogios vayan dirigidos a uno mismo sin que sea necesario recibirlos de los demás.

Del mismo modo, conviene decirles mensajes positivos, elogios, abrazos… aunque, obviamente, también correcciones.

Por otro lado, conviene buscar de tiempo en exclusividad para estar con tu hijo/a, sobre todo, si tiene hermanos, ya que les ayudará a disponer de un espacio para expresarse , simplemente disfrutar de sus padres. Si en esas conversaciones expresan algún problema y nos piden consejo, conviene presentarles varias opciones a distintos problemas para fomentar su autonomía e independencia, reconociendo su esfuerzo por mejorar.

Es importante recordar, que no es sencillo forjar una autoestima equilibrada, pero se puede llegar a conseguirla ayudando a nuestros hijos/As en su proceso de formación de la personalidad!!