¡Han finalizado los meses de vacaciones! Ante la vuelta al cole, es normal que los pequeños/as puedan mostrar cierto reparo ante la vuelta a la normalidad. En ocasiones, podrá resultarles complicado volver a prestar atención en todas las clases, así como concentrarse en una tarea durante un tiempo concreto.

Tras varias semanas sin estudiar, muchos de ellos habrán perdido el hábito de trabajo, hecho que puede derivar en falta de organización al comienzo de las clases. Del mismo modo, los meses de verano suelen ser una etapa de disfrute en la que no hay horarios definidos, por ello, la transición de una época sin rutinas a una jornada programada puede no resultar fácil para nuestros hijos/As. Este hecho puede derivar en falta de motivación y, en algunos casos, miedos al nuevo curso, nuevos compañeros…

Es fundamental la serenidad, normalizar con nuestros hijos/As aquellos sentimientos de preocupación que nos puedan expresar. Es importante no agobiar a los niños/as con la vuelta al cole, así como comenzar a establecer horarios antes de las clases. Es conveniente también, aportar sentido del humor, por ejemplo, proponiendo juegos de preparar la cartera.

Por ello, desde IVAPEC, os algunos recursos con los que podemos contar:

  • Establecer rutinas diarias para que se vayan acostumbrando con cierto margen antes de comenzar las clases; por ejemplo, levantarse antes y acostarse más temprano.
  • Dedicar 20 minutos al día a realizar actividades de estimulación (sopa de letras, buscar las diferencias, tangram…) Informarles: Explicarles (sin hacer uso de calificaciones negativas) aquella información de la que dispongamos acerca de la nueva etapa o del centro, este hecho les dará seguridad ante el comienzo de las clases.
  • Acompañarle el primer día con naturalidad y no dejar móvil a menos que exista un motivo para llevarlo.
  • Recordar buenos momentos y no centrarse en situaciones desagradables de cursos pasados.
  • Leer un cuento de vuelta al cole con los más pequeños.
  • Lista de propósitos: Preparar juntos algunas metas que hagan ilusión a los niños/AS y les ayude a comenzar desde la motivación el curso. Pueden decorar ellos la lista de propósitos y situarla en un lugar visible del hogar.
  • Hablar de la vuelta al cole con ilusión y no demasiada insistencia.
  • Permitirles quejarse, podemos responder con alguna frase empática como “entiendo que te cueste volver de las vacaciones, pero ¡va a ser un buen curso!”
  • Algo para estrenar: Hacer uso de material nuevo hace ilusión a todos los niños/as, por ello, un buen truco puede ser estrenar mochila, estuche o libretas.