Recientemente, Catherine L´Ecuyer expresaba su preocupación en el foro BBVA por el perjuicio que supone para la atención de nuestros estudiantes el uso desmedido de las pantallas.

Del mismo modo, en la interesante entrevista, (http://aprendemosjuntos.elpais.com/especial/las-pantallas-perjudican-la-atencion-de-los-ninos-catherine-lecuyer/) L´Ecuyer comenta la “fascinación adictiva” que crea en los niños/As el uso de smartphones, televisiones, consolas o tablets.

Ante la preocupación por las pantallas, consideramos interesante proponer algunas orientaciones prácticas para el buen uso de las tecnologías.

Es cierto que nuestros hijos e hijas son nativos digitales, y en muchos casos, ven las pantallas como un elemento más de su vida. Sin embargo, en educación es importante establecer algunas pautas de uso que les ayuden a ordenar el control de impulsos en el uso de las tecnologías, sobre todo, ante mensajes de los que más tarde se pueden arrepentir.

Desde IVAPEC, proponemos algunas recomendaciones:

  • Aquello que escribimos no se entona de la misma manera que hablamos. Es importante tener esto en cuenta porque, al no escuchar el mensaje, su contenido puede dar lugar a equívocos o malos entendidos. Conviene aplicar esta pauta no solo al escribir, sino al leer los mensajes recibidos.
  • Cuidado con la impulsividad!! Resulta muy incómodo e incluso doloroso arrepentirnos de aquello que hemos escrito en momentos de “subidón”. Conviene aprender a gestionar las emociones, como entrenamos a los alumnos/As de IVAPEC, puesto que lo que se sube a internet, queda en internet.
  • Nuestro número de likes no es directamente proporcional a lo que valemos como personas, pero es cierto que a nuestros hijos/as les importa y les preocupa. Es una buena manera de ayudarles a entender que no es posible contar con la aprobación de todo el mundo, hecho formativo para ellos.
  • Enseñarles a visualizar que aquello que están escribiendo, lo dijeran a la cara. Seguramente, en muchas ocasiones, no se expresarían con las palabras que han escrito. Se pueden preguntar a sí mismos; ¿Esto se lo diría?
  • Formarnos e informarnos. Nuestros hijos dominan las plataformas de comunicación virtual, por lo que conviene estar al día y saber dónde están escribiendo y qué publican.

Las redes sociales pueden ser una herramienta muy útil, pero como todo recurso… conviene leer las instrucciones!!